Internacional , 13 de Octubre de 2017
EU quiere impulsar uso de sus metales en normas para autos
EU quiere impulsar uso de sus metales en normas para autos
 
El Gobierno de Donald Trump está intentando usar el TLCAN para impulsar la utilización de metales básicos industriales estadounidenses, al proponer normas sobre contenido en el sector automotriz que obligan a recurrir al acero, aluminio, cobre y resinas plásticas fabricadas en Norteamérica.

Tres personas que fueron informadas sobre el asunto dijeron que la propuesta estadounidense de normas de origen incluiría por vez primera estos materiales en el listado de contenido del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Este listado es utilizado para verificar el nivel de contenido regional de vehículos y autopartes para que puedan ser incluidos en cargamentos libres de aranceles a los tres países.

Estados Unidos reveló polémicas propuestas para incrementar el contenido regional que los autos deben tener para calificar a un acceso libre de aranceles del TLCAN, dijeron tres fuentes, sembrando más dudas sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo que modernice el pacto.

El Gobierno estadounidense dio este paso un día después de insistir en que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte contiene una cláusula de extinción que podría significar que el acuerdo expire en cinco años.

Canadá y México, los otros dos miembros del pacto, rechazan fuertemente ambas ideas. Una fuente mexicana con conocimiento directo de las negociaciones calificó a la propuesta sobre autos como un “absurdo”.

El presidente Donald Trump, que se queja de que el TLCAN ha sido un desastre para Estados Unidos, está amenazando con abandonar el pacto a menos que se concreten importantes cambios.

La delegación estadounidense hizo su propuesta para el sector automotriz durante la cuarta de las siete rondas de negociaciones planeadas sobre el acuerdo. Garantizar que los autos necesitan más contenido regional es uno de los pedidos claves del gobierno de Trump.

Canadá y México sostienen que ese cambio alterará la altamente integrada industria automotriz continental.

Una de las fuentes dijo que Estados Unidos quiere aumentar el requerimiento de contenido norteamericano para camiones, automóviles y motores grandes a 85 por ciento desde 62.5 por ciento. Además, Washington insiste en que 50 por ciento del contenido debe ser fabricado en Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dicen que las actuales reglas sobre contenido son muy laxas y han permitido que las automotrices incorporen demasiadas autopartes baratas de China y de otros países asiáticos con bajos salarios. También buscan frenar el éxodo de puestos de trabajo de las industrias automotriz y manufacturera de Estados Unidos a México.

Trump ha hecho saber que él prefiere pactos comerciales bilaterales, y los escépticos se preguntan si las exigencias estadounidenses son parte de una estrategia diseñada para garantizar el fracaso de las actuales negociaciones. Funcionarios canadienses dicen que es muy pronto para abandonar las negociaciones.

El representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, la canciller canadiense, Chrystia Freeland, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, se reunirán el martes en Washington para hacer un balance de las conversaciones.

Otras personas al tanto de las negociaciones dijeron que la propuesta estadounidense exigiría a las automotrices incluir acero, aluminio, cobre y resinas plásticas fabricadas en Norteamérica en sus vehículos.

Un portavoz del representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, declinó hacer comentarios. Autoridades canadienses y mexicanas no estaban disponibles para comentar.